lunes, 4 de julio de 2011

Alguien.

Alguien con el que poder compartir las horas cuando sean demasiado largas. Alguien a quien llamar cuando te sientas solo para que te diga: "no estés mal, todo se arreglará". Alguien que sonría cuando tu sonries y que se sienta a tu lado para llorar contigo o para recoger tus lágrimas. Alguien con el que tumbarte en la cama para ver una película aburrida. Alguien con el que poder compartir un casco de música y con el que poder discutir sobre la canción escogida. Alguien que vea conmigo las series que me gustan y que me obligue a ver la que le gustan a él. Alguien con el que pueda ser yo misma. Alguien que no se enfade cuando sea una borde porque lo seré muchas veces. Alguien 
que sea un niño en ocasiones y que juegue conmigo a todo lo que quiera. Alguien que me
consienta pero que no me lo deje todo demasiado fácil, que tenga que luchar. Alguien 
romántico, claro que sí pero sin rayar la cursilería. Alguien que lea lo que escribo y poder decir: "mira, este es para ti". Alguien en el que poder apoyar la cabeza cuando quieras dormir en el coche o en la guagua. Alguien que siempre esté cerca pero no pegado. Alguien que me abrace cuando no se lo pida porque será cuando más lo necesite. Alguien que me sorprenda cada día, que no mienta. Alguien que no se decepcione con mi bipolaridad y que sepa comprenderme, para lo bueno, para lo malo y para lo peor. Alguien que me haga sentir especial. En fin, alguien que me quiera, solo necesito eso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario