jueves, 21 de julio de 2011

Necesito

Necesito ser una niña para poder sonreír de nuevo.
Necesito el cariño que recibía cuando era pequeña.
Necesito alguien que me diga que me quiere todos y cada uno de los días.
Necesito alguien que me haga ser especial.
Necesito una persona que no le importe la hora o el tiempo que corra a verme sea cuando sea, simplemente porque quiera besarme.
Necesito a esa mejor amiga que con solo escucharte hace que tus penas desaparezcan.
Necesito a ese amigo que se fue, que sabia que decir, que hacer en cada momento para sacarte una sonrisa.
Necesito esos familiares que te apoyaban fuera cual fuera la causa.
Necesito esa otra amiga con la que me pasaba todo el día al teléfono contando siempre las mismas cosas.
Necesito a mi prima esa que estaba tan loca que hacia cosas inimaginables.
Necesito a mi tía, sí mi tía, esa que con un pequeño chikitujá me hacia la persona mas importante de la tierra.
Necesito a ese ''bro'' que estuvo ahí en los peores momentos.
Necesito a esos amigos de la infancia , que son para siempre.
Necesito a esa otra amiga con la que comía bollicaos.
Necesito un abrazo que no tenga fin.
Necesito, 
Necesito, 
Necesito...

viernes, 15 de julio de 2011

Hoy.

Es uno de esos días en los que te paras a pensar, cosas que no se te habían pasado nunca por la cabeza, pero que empiezas a darle importancia aunque quizás ni la tengan.
Pero siempre piensas lo mismo, da igual, ya habrá tiempo, todavía es muy pronto, pero el tiempo corre, más deprisa de lo que pensamos y cuando te llegas a dar cuenta , ya no puedes hacer nada.
A veces merece la pena, dar un gran paso, aunque te lleve todo con ello, pero si quieres conseguirlo, propóntelo y hazlo, no lo pienses , todo es un sueño, todo se esfuma antes de lo que crees y merece la pena cambiar las cosas.

jueves, 14 de julio de 2011

:)

Sumergirme sería la opción más drástica y eficaz. Pero no es la solución a los problemas, ni a los errores. Hoy he decidido amarme de valor y ponerme en pie. Mirar de frente y no correr ante la gente. Saber elegir y renunciar. Reír cuando toca reír y llorar lo que no hay que guardar. Derramar la tristeza y alimentarme de la felicidad que desprende el resto del mundo. Bajar la escaleras y no tropezar, y si tropiezo no dudar en levantarme, porque caerse es muy fácil, pero equivocarse aún más y no importa cuantas veces me equivoque si eso me enseña a ser más fuerte. Porque es lo que ha conseguido que encuentre las palabras para ser más fuerte.

Sé que no soy perfecta.

No soy la clase de niña perfecta y que sigue las normas al pie de la letra. También has de saber que cometo los errores que antes tú nunca has visto, que me caigo 3 veces si es necesario con la misma piedra por que lo necesito. Casi siempre consigo lo que me propongo. También tienes que saber que no te mostraré tan fácilmente mis penas y jamás lograrás verme llorar, me verás insoportable, inaguantable, borde, seca, estúpida...
Soy terca y como en esta cabecita se meta algo, difícil será que lo consigas sacar. Me miro al espejo un día y no me gusto.  Soy como un libro cerrado que no hay más que mirar la portada para saber de que trata. Soy la persona que te acompañará en todo y la que nunca, nunca, nunca jamás te fallara. Soy el felpudo en el que puedes sacudir toda la mierda que has pisado de tu alrededor, porque te escucharé y dejaré que me insultes para desahogarte... pero yo soy así. 


miércoles, 13 de julio de 2011

A quien no le guste que no mire.

Soy orgullosa para ciertas cosas, y me callo muchas cosas que me gustaría decir. No soporto las personas hipócritas y falsas. Me trago demasiadas palabras de las que escuecen y luego no puedo evitar esa explosión típica de los que solemos acumular de todo aquello que no puede contenerse. Si quiero puedo llegar a ser muy borde. Cojo cariño fácilmente a las personas aunque no lo diga, ni lo muestre demasiado. Tengo una forma especial de demostrar que me importa la gente. Amo los pequeños detalles de la vida. Soy muy perezosa y dormilona, me da rabia que me hagan callar. Me gusta picar y que me piquen. Guardo mas rencor que el que debo. Cambio de humor diez veces al día. Me podrás encontrar soñando despierta en mi habitación con mi música sonando y mi mente en otra parte. Bailar me ayuda a sentirme alegre aunque esté llorando. Me encanta salir de fiesta y llegar a casa con cara de loca, pero sobre todo lo que mas me gusta es la gente que me sonríe y que me quiere. 

Y es que esto es así.

Puede que tenga muchísimas personas a mi alrededor, que mis verdaderos amigos superen los 10 dedos de mis manos y que sea de esas que o te puedo caer genial o que no me vas a soportar jamás.Tengo un carácter muy raro, puedo estar bien y a los cinco minutos estar llorando, pero casi siempre sola porque yo soy de esas personas que a veces no les gusta llorar con alguien a su lado, aunque si soy sincera alguna que otra vez he necesitado un hombro para llorar. Tengo un enorme defecto, y es que a veces trato mal a la gente que quiero, soy borde y me enfado por tonterías, pero es que no reacciono hasta que pienso, porque yo soy de esas personas que hablan antes de pensar sin saber las consecuencias que puede traer ese comportamiento. Pero bueno, no todo son defectos, no soy la amiga perfecta pero te aseguro que siempre voy a estar sin que me llames cuando más lo necesites, habrá momentos en los que pienses que me he alejado, que pase de ti o que ya no me importas, pero no, te equivocas, yo una vez que entro en el corazón de una persona no salgo, solo busco el momento exacto, en el lugar indicado y la hora justa en la que necesites mil palabras que te ayuden a sonreír, un consejo que te ayude a seguir adelante y un abrazo que te encoja el corazón, pero no te pienses que si no consigo hacerte estar mejor voy a parar, voy a estar al pie del cañón hasta poder verte REÍR. Llevo días raros no te lo niego, tengo problemas, estoy pasando por la etapa más difícil de mi vida, soy luchadora pero no tanto, me estoy hundiendo yo misma, y la verdad no me quiero levantar porque se que tarde o temprano volveré a caer, y entonces me dirás: 'Todos tenemos problemas', y yo te diré: 'Ya, lo sé, pero es que necesito cariño, necesito que me lo des, que insistas aunque creas que pase de ti, necesito ese abrazo de improvisto que me de fuerzas para seguir, necesito notar que estas ahí. 

lunes, 4 de julio de 2011

Alguien.

Alguien con el que poder compartir las horas cuando sean demasiado largas. Alguien a quien llamar cuando te sientas solo para que te diga: "no estés mal, todo se arreglará". Alguien que sonría cuando tu sonries y que se sienta a tu lado para llorar contigo o para recoger tus lágrimas. Alguien con el que tumbarte en la cama para ver una película aburrida. Alguien con el que poder compartir un casco de música y con el que poder discutir sobre la canción escogida. Alguien que vea conmigo las series que me gustan y que me obligue a ver la que le gustan a él. Alguien con el que pueda ser yo misma. Alguien que no se enfade cuando sea una borde porque lo seré muchas veces. Alguien 
que sea un niño en ocasiones y que juegue conmigo a todo lo que quiera. Alguien que me
consienta pero que no me lo deje todo demasiado fácil, que tenga que luchar. Alguien 
romántico, claro que sí pero sin rayar la cursilería. Alguien que lea lo que escribo y poder decir: "mira, este es para ti". Alguien en el que poder apoyar la cabeza cuando quieras dormir en el coche o en la guagua. Alguien que siempre esté cerca pero no pegado. Alguien que me abrace cuando no se lo pida porque será cuando más lo necesite. Alguien que me sorprenda cada día, que no mienta. Alguien que no se decepcione con mi bipolaridad y que sepa comprenderme, para lo bueno, para lo malo y para lo peor. Alguien que me haga sentir especial. En fin, alguien que me quiera, solo necesito eso.

sábado, 2 de julio de 2011

Hazlo.

Ríe, llora, camina, corre, salta, sonríe, baila, sueña, despierta, come, pero siempre, VIVE. Jamás dejes tu sueños a medias, jamás olvides que la vida es muy corta, lo que parecen 
horas se convierten en segundos.

viernes, 1 de julio de 2011

Días.

Siempre hay uno de esos días en los que te encuentras sola, que aunque tengas a alguien ahí siempre para apoyarte, ayudarte y sacarte una sonrisa, te sientes sola. No sabes por qué te sientes así por mucho que lo pienses, ¿es por tus amigos?, ¿es por tu familia?… Quién sabe. La verdad es que a mí ahora mismo me gustaría poder sacar de nuevo esa sonrisa que yo tenía siempre en la cara, me gustaría hacer reír a mis amigos como siempre hacía, y poder reírnos recordando los mejores momentos, pero a mí ya no me sale tan fácilmente esa sonrisa… No se me ocurren cosas para hacer reír a la gente… Y no tengo ganas de recordar los buenos momentos porque siempre se me vienen a la cabeza los malos… Aquellos días en los que lo he pasado tan mal pensando en esa persona, en la persona que más he querido en la vida y ha sido tan importante para mí. Cada lágrima que cae de mis ojos es una pequeña parte de mi tristeza y de lo que de verdad siento por dentro. He intentado que no se me note, pero he llegado a un punto en el que es imposible ocultar lo que siento… A veces, si no llega a ser por ellos, no sería capaz de reírme, de divertirme, de hacer lo que mejor se nos da… Hay días en los que no se si es mejor contárselo todo a mis amigas o simplemente esperar a que el tiempo ponga las cosas en su sitio… A lo mejor estoy así por mi inseguridad, o por las dudas que tengo de vez en cuando en la cabeza. Pero ¿por qué siempre me pasa eso? no se, pero siempre es la misma historia, así día tras día hasta que no puedes más y se lo cuentas a tus personas de confianza esperando una respuesta que te ayude. Esas personas te ayudan o te intentan ayudar y casi siempre lo consiguen, pero esta vez no es así. Porque cada cosa que veo, que escucho, que siento… me recuerda esos malos momentos que pasé. Ahora que por fin creí que era feliz me equivoqué. Espero que esto sea una mala racha, sin más. Puede que haya gente que piense que no tengo por qué estar así, porque tengo a alguien que me quiere, a alguien que me ayuda, a alguien que me hace feliz… Pero es un sentimiento que no se puede evitar, que cuando llega a lo más profundo de tu corazón permanece ahí toda la vida aunque a veces se esconda entre sentimientos felices, pero siempre, SIEMPRE acaba apareciendo de nuevo.

:D

Sí, puede que no sea la persona más fuerte, ni la más valiente o la más decidida. Puede que me equivoque muchas veces, demasiadas quizás… Puede que me de cuenta de lo que quiero cuando ya no lo tengo, que mi lista de caprichos sea larguísima, que mis paranoias aumenten día sí y día también; que los malos momentos sean muchos, aunque los buenos los superen. Puede que complique lo fácil, que facilite lo difícil, y también puede que tropiece cien mil veces con la misma piedra, pero ten por seguro que siempre me voy a levantar.
Siempre.

Sonríe.

Habrá momentos en que estés solo, pero te sientas rodeado de mil personas que te quieren. Sin decir nada, alguien sabrá que las cosas no van bien. Sin preguntar, te dirán lo que necesites oír, conseguirás cosas sin luchar, sobre todo aquellas que no quieras. Recibiras sin tener que dar nada a cambio. Y después de todo esto, alguien te enseñará que el único truco que sirve es; seguir y sonreír pase lo que pase.

En esta vida hay que tropezar miles de veces.

Intento ser fuerte para no perder lo que siempre soñé, para que el mundo no se me caiga encima cuando me siento sin ganas de seguir, para sentirme bien, para ser aquella niña que jugaba a ser feliz…. pero hay días que no podemos luchar para tener esa sonrisa, te vienes abajo sin importar en la gente que están a tu lado intentando que te levantaras del suelo y no volver a tropezar con la misma piedra. Hay días que toca fingir estar bien cuando en realidad ni lo estás, que necesitas un abrazo grande de la persona que más quieres, un simple abrazo, que te haga sentir que no estás sola, que hay amigos/as que están ahí, a tu lado.
En esta vida hay mas y menos, hay cosas que merecen la pena seguir y otras que no, hay momentos, recuerdos que te hacen sacar una sonrisa, pero en el fondo, tus heridas no se han cicatrizado y luchas para que se curen, para no seguir haciendo el tonto y vivir la vida, pero sin embargo días tras días vuelves a tropezar con la piedra y vuelves a estar mal y te cuesta trabajo volver a ser la misma de antes…

Correr... Escaparme.

Solo quiero correr.
Correr a ese lugar donde me siento tan bien. Correr hacia alli cada vez que me sienta mal.
Escaparme y no preocuparme por nada ni por nadie, solo quiero ser feliz. Soñar. Dejar todo a un lado por un momento. Quiero sentir el olor de las flores, caminar descalza para sentir la hierba bajo mis pies, quiero poder sonreír siempre. (L
)