lunes, 13 de febrero de 2012

Promesas...

- Pero seguiremos siendo amigos, ¿no?
+ Claro que sí.
- ¿Me lo prometes?
+ Por supuesto.


Y ahora, me doy cuenta de que las promesas son solo palabras, ya que nunca más he vuelto a oír su voz…